Al PP le hacen falta hormonas y vitaminas

Cuando el PP perdió las elecciones de 2004 frente a Zapatero, súbita e inesperadamente y en pleno shock traumático por los atentados terroristas del 11-M, empezó una travesía del desierto si bien aún en una época de bonanza económica que le permitió sobrevivir con holgura, aunque ahora sabemos que “dopado”, gracias a las gestiones de su tesorero consiguiendo fácilmente dinero, principalmente para él mismo pero también para el partido, mediante un fraude presumiblemente masivo en la contratación pública y a un sistema de extorsión a empresarios que facilitaban generosas “donaciones” a cambio de favores políticos y contratos públicos.
Aún habiendo perdido el gobierno de la nación, el PP pudo aguantar sin mayores problemas dado que había conservado gran parte del poder territorial: autonómico, provincial y municipal, y todo lo que ello suponía, como acabamos de ver.
Disidencias internas
Tras años de dura oposición y ya con los avisos de la crisis económica en ciernes, Rajoy volvió a perder las elecciones en marzo de 2008 y, con una cierta pero difícilmente perceptible desde el exterior discrepancia interna, convocó un congreso meses más tarde –el famoso congreso de Valencia– al que, finalmente, no se presentaron candidatos alternativos, pero fue el origen del abandono de muchos militantes históricos del PP y del anonimato para otros muchos.
A partir de las elecciones autonómicas y locales de mayo de 2011 y luego generales de final de ese año, el PP empezó a disfrutar del mayor poder desde el reinicio de la democracia en España, caracterizado por generalizadas mayorías absolutas tanto en el Gobierno central como en la mayor parte de los más importantes gobiernos autonómicos, provinciales y locales. Por tal motivo, sus principales dirigentes despreciaban y se despreocupaban de los disidentes y los abandonos, pensando que las salidas de militantes iban a ser siempre menores que las nuevas entradas.
Y así, durante años el PP ha presenciado inmutable cómo iban abandonando el barco muchos militantes, pero no sólo lo han abandonado un conjunto de personas sino que la salida la han protagonizado una buena parte de los representantes vivientes de los valores más característicos del partido popular, encarnados en la lucha contra el terrorismo, la defensa indubitable de la unidad de la Nación frente a las agresiones del nacionalismo independentista catalán y vasco, la intransigencia contra la corrupción generalizada en la vida pública o la defensa del liberalismo económico y la disminución de la intromisión del estado en la economía y en la sociedad.
Un gran error
Tal vez la contabilidad de los flujos de entradas y salidas fuera favorable en tales momentos de euforia por las mayorías absolutas, pero es muy diferente abandonar el barco por motivos ideológicos y de valores o cualquier otro tipo de disidencia -lo cual implica pensar y razonar- para iniciar otra aventura a la intemperie, bien en solitario o bien iniciando una nueva aventura política desde cero – sin medios y con todo en contra- que subirse a un carro ganador para disfrutar de los parabienes del mismo, en las formas que podemos imaginar.
Por ello, esa inmutabilidad, esa flema “británica” ante los abandonos, fue un gran error que dejaba al PP sin una buena parte de lo más valioso que poseía: sus valores. No cabe duda que cada persona vale un voto, pero los componentes de ambos grupos no son intercambiables en modo alguno. Unos dan o pueden dar mucho, incluso vestir ideológicamente a un partido; otros no dan porque, en buena parte, han venido solo para recibir.
El futuro del PP
Hace unos días, uno de los candidatos a la presidencia del PP, Pablo Casado, ha dicho que su objetivo era recuperar votos que habían ido a Ciudadanos y Vox. Realmente ha dicho más, “tenemos que recuperar a aquellos electores o afiliados que han abandonado elPP” 
Como declaración de intenciones, lo dicho por Pablo Casado es indiscutible en su necesidad para el PP. Sin embargo, se le olvida decir cómo pretende lograrlo. No obstante, si se lograse unir todo y recomponer el rompecabezas en torno a un proyecto común, que en España sería siempre frente a un enemigo común, los siguientes objetivos estratégicos ocuparían ahora, sin lugar a dudas, una posición de privilegio: el independentismo catalán y vasco; la lucha contra el terrorismo nacional e internacional y el posicionamiento frente a la izquierda radical.
Para ello, sería necesaria una renovación exhaustiva y prácticamente generalizada en las caras y formas del Partido Popular, depurando cualquier atisbo y rastro de conductas impropias, al objeto de eliminar, de una vez por todas, cualquier signo de connivencia y convivencia con la corrupción y los corruptos para limpiar de una vez la inmundicia que aún pudiera quedar. Con esa unión, el centro derecha en España, en el que predomina el PP, tendría posibilidades de renacer con más fuerza. En caso contrario, mal les veo.
Y es que el PP necesita las vitaminas ideológicas, de principios y de valores ahora cada vez más olvidados y arrinconados, y que podrían recuperarse y recordarse, suministradas gracias al aporte indispensable de los dirigentes y afiliados de VOX, por un lado; y de los de UPyD, por otro; pero también necesitaría de las hormonas del crecimiento que podrían aportar los lideres y afiliados de Ciudadanos, en la forma de un marketing político dirigido a resultados, con una comunicación eficaz y unos dirigentes y mensajes que cuentan con el atractivo añadido de su renovación y modernidad.
En definitiva: se trataría en centrarse en lo que les une a todos en lugar de en lo que les diferencia, que tampoco sería para tanto ante los retos y amenazas que recaen sobre el futuro de España, incluso el más inmediato. Para ello, sería necesario atraer a tales colectivos y fundamentalmente a sus líderes, mediante una plataforma programática común lo suficientemente generosa que pudiera ser suscrita por todos ellos. También sería necesaria una limpieza en el PP, colaborando con la Justicia fielmente para depurar todos los rastros de corrupción y exigir responsabilidades.
En definitiva, no sé quién ganará la presidencia del PP y tampoco me importa demasiado, si bien espero y deseo que sea alguien con la suficiente visión y altura política para intentar la unión descrita, que creo que necesita España.

El PP que queda: inerte e inerme a menos que sepa reaccionar

Una vez que el “dedazo” de Aznar le designó, allá por septiembre de 2003, Rajoy se encontró con un partido popular que concentraba todo el espectro ideológico que abarcaba – para el conjunto nacional a excepción de Cataluña y País Vasco – desde el centro izquierda moderado hasta la derecha extrema constitucional.

(más…)

La bajada del IPSI y la solidaridad (2ª parte)

Una garantía mal entendida

Hasta el año 2003 más o menos, que es cuando la compensación entró en vigor, cualquier empleado público de la Ciudad Autónoma de Melilla, o de las empresas que prestaban sus servicios mediante contrato con la ciudad, o de cualquier entidad u ONG subvencionada por la misma, o de las empresas que indirectamente trabajaban para ella, conocía la relación existente entre su bienestar y el de su familia – a través de los sueldos que percibían- y la evolución del comercio en Melilla, (más…)

La bajada del IPSI y la solidaridad (1ª parte)

Vivimos en un mundo cuya característica principal es la interdependencia. A menos que uno sea como Robinson Crusoe y viva en una isla desierta, todos dependemos de los demás de una forma u otra. Esto es cierto para todas las facetas de la vida, y no digamos en cuanto a las relaciones económicas. (más…)

Aún no saben que están muertos

No solo voy a hablar de economía. También merece la pena hacerlo de otras cosas.

Por ejemplo, una alegoría a la situación actual del PP, que ha protagonizado en primera persona una corrupción generalizada que ahora se desborda y desparrama a lo largo y ancho de España, si bien algo parecido vive actualmente el PSOE en Andalucía y también lo vivió este último partido a escala nacional hace más de veinte años: (más…)

Por mucha agua que se eche, ese barril nunca se llena (2ª parte)

El Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, en declaraciones aparecidas el 27/04/2018, ha dicho lo siguiente:
“La subida al 75% de la bonificación al transporte para los residentes en Melilla, junto al aumento de la bonificación por residencia en el IRPF del 50 al 60%, y el aumento salarial de los funcionarios”…”va a generar un ahorro de entre 18 a 20 millones de euros”,…”que se quedan en Melilla para el bolsillo de los ciudadanos, lo que tendrá como consecuencia una reactivación del consumo y generación de empleo.”

(más…)

Por mucha agua que se eche, ese barril nunca se llena (1ª parte)

Imaginemos un bidón superior, que alimenta a varios barriles que están a un nivel inferior. El primero, llamémosle de reparto, contiene el total de los ingresos que perciben durante un año todos los residentes en una determinada ciudad, por ejemplo: Melilla, provengan estos de sueldos, salarios, beneficios, intereses, dividendos, alquileres, pensiones u otras prestaciones.

(más…)

Ahora, más que nunca antes, necesitamos estadistas

“No juzgues cada día por las cosechas que recojas, sino por las semillas que plantas.” Robert Louis Stevenson.
Hace muchos años, un beduino cabalgaba en solitario por el desierto. Estaba desesperado: cansado, sin alimentos ni agua y con una sed atroz; perdido y a punto de desfallecer, cuando divisó en la distancia un oasis, en el que finalmente pudo calmar su sed bebiendo abundantemente y luego descansar, reponiendo sus fuerzas comiendo dátiles de las palmeras existentes.

(más…)

Nunca es tarde si la dicha es buena

Después de casi un año sin escribir, voy a iniciar una serie de artículos en los que expresaré mi opinión sobre los problemas económicos y sociales más importantes que afectan a Melilla. Tengo la intención de tocar todo tipo de temas, incluso algunos considerados “tabú” de los que no se habla ni discute en público, pero de los que se debería hablar y discutir puesto que minan la convivencia y las posibilidades de futuro de esta ciudad.

(más…)

Si los que dirigen se comportan irresponsablemente, son los instigadores últimos de los desmanes

Si Donald Trump insulta y menosprecia a los mexicanos, hispanos y musulmanes en general, propiciando la generación y extensión de estereotipos injustos e insoportables para muchas personas que no se merecen estar comprendidos dentro de los mismos, luego no puede quejarse si muchos de sus ciudadanos pretendan realizar lo mismo en el mundo de los hechos y ya no solo de las palabras, y se produzcan tumultos, desórdenes, conflictos y discusiones de todo tipo. (más…)

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Twitter

Al PP le hacen falta hormonas y vitaminas https://t.co/oOZchyrzVJ #LI
Un partido como este Irán - España, cuanto antes termine, mejor que mejor
Dos partidos sufriendo al ver a la “roja” que, por cierto, va en ambos de blanco
Muy deficiente e irrespetuosa gestión de lacancelación del vuelo IB8260 de hoy por parte de @Iberia más 50 pasajeros afectados
El PP que queda: inerte e inerme a menos que sepa reaccionar https://t.co/yiuyI9pz9X #LI
El Real Madrid es una leyenda no solo por sus jugadores, sus gestores o seguidores, sino también por sus valores: c… https://t.co/f0MN08FN3U
Consideró que el Ministro Maxim Huerta debe dimitir y punto. No se puede poner dinero público en manos que están manchadas según la Justicia
Impresionante @RafaelNadal, irrepetible, asombroso. Qué gran campeón!
Pedro J. Ramírez: “una moción de censura contra Rivera en el trasero de Rajoy... y con la colaboración de Rajoy” Aq… https://t.co/NWXH4kkm4g
Vidal-Quadras: “los que no comprendan que el juego ha variado significativamente irán directos al declive o a la ir… https://t.co/wfInhkVRot
Acabo de publicar un nuevo post en mi blog: La bajada del IPSI y la solidaridad (2ª parte) https://t.co/KRXVK895gR #LI

Archivo del blog