Casualidades diversas que han llevado a una inesperada resolución inicial

Dicen que las casualidades no existen, o tal vez sí. Es cuestión de opiniones y de gustos.
Vayamos con una de ellas:
El día 27 de abril de 2018 -viernes- la representación de la Ciudad Autónoma de Melilla personada en el pleito generalmente conocido como “campo de golf de Melilla”; o también como “fraude de las tasas del campo de golf”, presentó un escrito en el juzgado mediante el que se oponía a un recurso presentado por los abogados de los “investigados” en el caso, que ya por aquel entonces pedían su absolución.
En el recurso, la Ciudad Autónoma de Melilla decía, textualmente:
“…mediante actuaciones diversas no contempladas en la Ordenanza fiscal correspondiente y que supusieron una merma de la tasa municipal, el dinero que se ingresó fue sensiblemente menor del debido. La Ciudad Autónoma de Melilla detectó que debería haberse ingresado 217.932,48 euros, por lo que había una desviación de 111.641,25 euros, tal como consta en los autos (Orden 954, de la Consejería de Fomento, Juventud y Deportes de 27 de marzo de 2015).
Posteriormente, el perito judicial ha determinado que la cantidad que debería haber ingresado el Club Campo de Golf a la Ciudad Autónoma de Melilla, conforme a la Ordenanza Fiscal ascendería a 325.757,60 euros si el cálculo de las tasas a ingresar se realiza en el mes que se usan los greenfees, y a 237.980,05 euros si se contabiliza la tasa en el mes que se produce su pago, por lo que el Club debería ingresar la cantidad de 219.466,37 euros o de 131.688,82 euros, respectivamente, a la Ciudad Autónoma de Melilla”.
Ese recurso fue trasladado ese mismo viernes a las partes, justo cuando íbamos a entrar en un prolongado “puente” festivo por el primero de mayo, que se celebraba el martes siguiente día 1 de mayo.
Pues casualmente, por supuesto, el siguiente jueves, día 3 de mayo, fue convocado un Consejo de Gobierno extraordinario – y tanto, porque se celebran usualmente los viernes.
En esa extraordinaria reunión, en la que se estudiaron algunos asuntos que podrían haber esperado  hasta el día ordinario -viernes- o hasta la semana siguiente, sirviò para introducir una propuesta del consejero de educación y deportes que textualmente decía:
“MODIFICACIÓN ACUERDO DEL CONSEJO DE GOBIERNO DE 18/09/15, EN RELACIÓN CON EL CAMPO DE GOLF.- 
El Consejo de Gobierno a la vista de las actuaciones practicadas por la Consejería de Educación, Juventud y Deportes, y en pro de garantizar los legítimos derechos e intereses de la Ciudad, amparados por los principios de legalidad, objetividad y proporcionalidad, de la acción pública de la Administración Local, verificada la existencia de P.A. nº 927/2014 que se sustancia en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 5 de Melilla, dirigido contra el Club Campo de Golf Ciudad de Melilla derivado del impago de tasas por diferentes conceptos entre los años 2010 y 2014, por importe de 111.641,25€, más los intereses que procedan en su caso, acuerda circunscribir la actuación procesal de la Ciudad que se encuentra en curso al ámbito de la reclamación civil, desistiendo de actuaciones de orden penal, que fueron acordadas en sesión de 18/09/2015, considerando esta actuación la más acorde a los principios citados y porque se garantiza el superior interés de la Ciudad en orden a asegurar el reintegro de la cantidad citada, a la par que resulta plenamente compatible a los intereses postulados por el Ministerio Fiscal”.
En resumen:
La Ciudad Autónoma de Melilla se estaba retirando de la acusación penal, con lo cual iba a ir contra sus propios actos de años anteriores, cuando se había personado en este proceso judicial, parece ahora que solo para aparentar la defensa del dinero público; y también del escrito referido de tan solo cinco días antes y, por tanto, decidía:
  1. Renunciar a seguir actuando judicialmente contra los investigados, a pesar de que los propios servicios de la Ciudad Autónoma de Melilla habían dictaminado un fraude mínimo de 111.641,25 euros, que el perito judicial elevó después a un máximo de 219.466,37 euros. Es decir, en vez de  defender con todos los medios el dinero de los melillenses, acordó, de manera extraordinaria y urgente, algo bastante diferente.
  2. La Ciudad Autónoma de Melilla se iba a conformar, a partir de entonces, con la acción civil para que los deudores investigados -el Sr. Bohórquez y su club privado- le pagasen la menor de las cantidades descritas, es decir: los 111.641,25 euros más los intereses de demora que exige la Ley.

Me surgen las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué pasó realmente durante el puente del primero de mayo de 2018?,
  • ¿Por qué el Consejo de Gobierno de Melilla, es decir: Imbroda, vio súbitamente la luz durante los días de asueto y cambió radicalmente su postura: de la personación activa y la denuncia a la retirada vergonzante?,
  • ¿Recibió amenazas del editor de un periódico o, peor aún, se dejó intimidar por ellas?,
  • ¿Por qué no asistió al consejo de gobierno la Vice-presidente 2ª, Paz Velázquez, la cual estuvo relacionada políticamente con la denuncia inicial?,
  • ¿Tuvo tal ausencia algo que ver con el hecho de que cuando pactaron PP y PPL estos últimos se comprometieron ante lo que quedaba de militancia que nunca permitirían que se quitasen las denuncias por corrupción?

Un inesperado sobreseimiento de la Audiencia Provincial

Considerando lo anterior, no es extraño que meses más tarde de estos hechos casuales, claro, la Audiencia Provincial de Málaga con sede en Melilla acaba de decidir el sobreseimiento provisional del escandaloso caso, obviando, por un lado, a las acusaciones particulares – las de unos particulares que, efectivamente, aparentemente hemos sido los únicos en defender el dinero público, el interés público-; por otro lado, la investigación de la policía judicial, cuyo informe había advertido sobre la presunta comisión de numerosos delitos, y también olvidándose del informe muy aclaratorio del perito judicial, un auditor censor jurado de cuentas, que, como hemos dicho, elevó la cuantía del fraude detectado por los servicios municipales y lo describió con detalle.
Antes de esta casualidad, hubo otras: el traslado del mando de la policía judicial -de la UCO de la Guardia Civil- que se había encargado de este asunto y de otros más que afectaban, también casualmente, a la más que presunta corrupción del Gobierno de Imbroda; y también la política de traslados y nombramientos en la justicia, esta vez con minúsculas.
Casualmente, por supuesto, hay que decir que el gobierno de Rajoy tendría que estar tan implicado con la Justicia como lo debería estar el de Imbroda. Ambos lucharon contra la corrupción con el mismo denuedo.
Y es que, como decía mi abuela: ¡Para Justicia, la Divina! Esta llegará, sin duda, en su momento, pero aún tendremos que esperar porque todavía no ha podido conseguirse.

Mientras tanto, nos preguntaremos:

  • ¿Ha ingresado el susodicho individuo o su club el dinero -los 111.641,25 euros más los intereses de demora- en las arcas de la Ciudad?
  • Por cierto, ¿Cuándo va a pagarlo?,
  • ¿Exigir ese importe es defender los intereses de los melillenses; o defender tales intereses es mirar para otro lado?,
  • ¿Se está intentando posibilitar la prescripción de los derechos de cobro?,
Me temo que no vamos a saber las respuestas, al menos hasta que haya gente en el Ayuntamiento a la que no le importe la posibilidad de recibir una crítica o un ataque por parte de un pluri-condenado, incorregible y fatuo editor jubilado.
Sobreseimiento e inocencia no son sinónimos
Por otra parte, este individuo está vendiendo ahora que era totalmente inocente, que ha sido objeto de un complot político y que es el más honrado de los mortales.
Nada más lejos de la realidad. Como dice textualmente el Auto que él mismo ha publicado, aunque solo parcialmente, en su panfleto auto-propagandístico:
El Juez de instrucción considera que los hechos punibles relatados constituyen un delito continuado de malversación de caudales públicos del artículo 435 del Código Penal. Dado que dicho precepto no contempla modalidad comisiva alguna sino que expresa en qué casos se extiende la responsabilidad penal a particulares, es de rigor deducir que nos encontramos ante la imputación de la conducta del artículo 432 del citado Código.”
Y también dice el Auto que: “…La respuesta a la interrogante de la subsunción de los hechos en la norma penal la encontramos en los términos de los propios Convenios celebrados entre el Club y la ciudad autónoma de Melilla pues en ellos se habla del encargo de la “gestión” del campo de golf, tarea que conllevaba el cobro de la tasa. Esto es, la conducta reprochable formaría parte de la gestión encomendada y, lejos de haberse producido un aprovechamiento particular susceptible de ser considerado ánimo de lucro, habría habido un perjuicio al patrimonio de la Administración pública, representado por la ciudad de Melilla.
Estaríamos, por tanto, ante un delito de administración desleal del art. 252 Código Penal que, por afectar a caudales públicos, haber sido realizado por personas que tenían a su cargo la gestión de cobro de los mismos y haberse provocado un perjuicio para la ciudad de Melilla, sería considerado malversación de caudales públicos. Sin embargo, dado que la nueva redacción del artículo 432 del Código Penal no es aplicable en este caso por razón del tiempo en que los hechos sucedieron, no cabe sino colegir que la conducta no es perseguible”.

O sea: que de inocente nada de nada. Así que aprended a leer, que ya tenéis años.

Un merecido homenaje
Por último, quiero aprovechar estas líneas para rendir un homenaje a las personas que iniciaron esta denuncia.
Me refiero, por un lado, al Dr. Joaquín Martínez, que fue el denunciante ante la Consejería de Deportes de la CAM de las tropelías de Bohórquez y de su Club de Golf en la gestión del campo público de Golf, que debería ser de todos los melillenses y no de él. Gracias, Joaquín, porque solo personas como tú, que se atreven a denunciar lo que es injusto, hacen que mejore esta sociedad, aunque a paso de tortuga, todo sea dicho.
En segundo lugar, al insigne periodista Juanjo Medina Roldán, que fue quien llevó posteriormente el caso ante la Justicia, desgraciadamente unos días antes de su fallecimiento. Gracias, Juanjo, por tu esfuerzo, por muchas más cosas, pero también por esta denuncia en particular y, aunque alguien pueda creer ahora que no mereció la pena, tarde o temprano les demostraremos que estaban equivocados. Un abrazo a tu familia: a tu mujer, hijos, padres, hermanos, familiares y amigos.
En mi caso, tengo que aclarar que no estuve inicialmente personado en esta causa, y que solamente decidí hacerlo tras el fallecimiento de Juanjo, para evitar que pudiera decaer y, por tanto, para asegurar que siguiese hasta el final.
Precisamente por ello, acabo de presentar, a través de mi abogada, una petición de aclaración a la Audiencia sobre los demás delitos de los que se acusaba a este “prenda”. Espero y deseo que entre todos hagamos Justicia, esta vez con mayúsculas, como dice Imbroda, pero para todos y no solo para sus intereses. A ver si somos capaces de conseguir que la Justicia sobre algunos temas tabú reaccione y pueda atravesar, de una vez por todas, el estrecho de Gibraltar.

La Justicia no atraviesa el estrecho de Gibraltar

Operación Opera. Operación Tosca. El nombre es lo de menos. Detrás de cada una de ellas hay personas con nombres y apellidos, con una vida, familia, intereses y deseos. (más…)

Cambio generacional en la política española

Desde hace unos días puede decirse que los líderes más importantes de las instituciones españolas – el Rey incluido – y de los partidos políticos pertenecen a una  generación cuyos componentes han nacido después de la muerte de Franco o, como poco, han iniciado su educación en el marco del régimen político derivado de la Constitución de 1978. Bueno, todos no: Los líderes de los partidos nacionalistas independentistas de Cataluña y País Vasco no cumplen esta condición, al menos por ahora, si bien, hay que aclarar que la misma no implica un plus democrático en modo alguno.
Pero lo que sí debería implicar este cambio generacional es la superación, de una vez por todas, de las grandes tragedias del pasado que sufrió España o, mejor dicho, que sufrieron los bisabuelos y abuelos de los primeros y que luego, precisamente, a la hora de hacer la transición que se plasmó en el consenso Constitucional de 1978, sus padres y abuelos fueron lo suficientemente generosos para dejar de mirar el pasado, para perdonar las bestialidades y crímenes que por ambas partes se cometieron y tirar hacia adelante para sacar a España y a sus hijos y nietos del rencor paralizante derivado de las heridas de la guerra civil que padecieron.
Pero parece que los hijos no aprendieron de sus padres ni de sus abuelos. Otra vez volvemos a lo mismo. Otra vez estamos empeñados en volver a las andadas. Otra vez hay algunos obsesionados en abrir un melón que debería haber quedado cerrado para siempre.
La mejor manera de cerrarlo no es abrirlo de nuevo ni propiciar enfrentamientos y divisiones. Hubo tragedias y barbaridades en ambos lados. Perdonémosles a todos los actores sus crímenes y juremos que nunca jamás podamos volver a vivir una situación igual. Miremos al horizonte y busquemos ganarnos el futuro en vez de quedar petrificados por el pasado remoto, que no debemos permitir -ni propiciar- que vuelva.

(más…)

Una valoración de las medidas propuestas contra la crisis económica de Melilla

Hemos comentado anteriormente alguna de las “medidas de política económica” -por llamarlas de alguna forma- planteadas por el gobierno de Melilla contra la crisis que padece la ciudad, caracterizada por un elevado desempleo que incide especialmente en la población juvenil así como la población femenina en general y la población con un escaso nivel formativo y de especialización.

(más…)

Al PP le hacen falta hormonas y vitaminas

Cuando el PP perdió las elecciones de 2004 frente a Zapatero, súbita e inesperadamente y en pleno shock traumático por los atentados terroristas del 11-M, empezó una travesía del desierto si bien aún en una época de bonanza económica que le permitió sobrevivir con holgura, aunque ahora sabemos que “dopado”, gracias a las gestiones de su tesorero consiguiendo fácilmente dinero, principalmente para él mismo pero también para el partido, mediante un fraude presumiblemente masivo en la contratación pública y a un sistema de extorsión a empresarios que facilitaban generosas “donaciones” a cambio de favores políticos y contratos públicos.

(más…)

El PP que queda: inerte e inerme a menos que sepa reaccionar

Una vez que el “dedazo” de Aznar le designó, allá por septiembre de 2003, Rajoy se encontró con un partido popular que concentraba todo el espectro ideológico que abarcaba – para el conjunto nacional a excepción de Cataluña y País Vasco – desde el centro izquierda moderado hasta la derecha extrema constitucional.

(más…)

La bajada del IPSI y la solidaridad (2ª parte)

Una garantía mal entendida

Hasta el año 2003 más o menos, que es cuando la compensación entró en vigor, cualquier empleado público de la Ciudad Autónoma de Melilla, o de las empresas que prestaban sus servicios mediante contrato con la ciudad, o de cualquier entidad u ONG subvencionada por la misma, o de las empresas que indirectamente trabajaban para ella, conocía la relación existente entre su bienestar y el de su familia – a través de los sueldos que percibían- y la evolución del comercio en Melilla, (más…)

La bajada del IPSI y la solidaridad (1ª parte)

Vivimos en un mundo cuya característica principal es la interdependencia. A menos que uno sea como Robinson Crusoe y viva en una isla desierta, todos dependemos de los demás de una forma u otra. Esto es cierto para todas las facetas de la vida, y no digamos en cuanto a las relaciones económicas. (más…)

Aún no saben que están muertos

No solo voy a hablar de economía. También merece la pena hacerlo de otras cosas.

Por ejemplo, una alegoría a la situación actual del PP, que ha protagonizado en primera persona una corrupción generalizada que ahora se desborda y desparrama a lo largo y ancho de España, si bien algo parecido vive actualmente el PSOE en Andalucía y también lo vivió este último partido a escala nacional hace más de veinte años: (más…)

Por mucha agua que se eche, ese barril nunca se llena (2ª parte)

El Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, en declaraciones aparecidas el 27/04/2018, ha dicho lo siguiente:
“La subida al 75% de la bonificación al transporte para los residentes en Melilla, junto al aumento de la bonificación por residencia en el IRPF del 50 al 60%, y el aumento salarial de los funcionarios”…”va a generar un ahorro de entre 18 a 20 millones de euros”,…”que se quedan en Melilla para el bolsillo de los ciudadanos, lo que tendrá como consecuencia una reactivación del consumo y generación de empleo.”

(más…)

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Twitter

Varias casualidades en Melilla y una inesperada resolución inicial https://t.co/rcWliXj37c. #LI
Televisión autonómica en Galicia a servicio del partido que manda, el PP, y en contra de los demás https://t.co/NkmUXS0DN3
Indudablemente sería muy conveniente https://t.co/6jEIC2Jt9T
Cierto. Son “periodistas” que sirven para dar carácter de normalidad a lo que es escandaloso https://t.co/g3E5cndFBb

Archivo del blog