Aún no saben que están muertos

No solo voy a hablar de economía. También merece la pena hacerlo de otras cosas.

Por ejemplo, una alegoría a la situación actual del PP, que ha protagonizado en primera persona una corrupción generalizada que ahora se desborda y desparrama a lo largo y ancho de España, si bien algo parecido vive actualmente el PSOE en Andalucía y también lo vivió este último partido a escala nacional hace más de veinte años:

La trama argumental de la película “El sexto sentido” se basaba en un niño que “en ocasiones ve muertos”. Incluso podía hablar con ellos, aunque estos no sabían que estaban muertos. En mi opinión, este es el caso del Partido Popular: No saben que están muertos, políticamente hablando.

La política debería ser algo efímero, por unos pocos años, en los que se debería entrar para servir a la sociedad y no para servirse de los ciudadanos y del sistema.

Los políticos, por tanto, no deberían ser profesionales de la política sino profesionales que abandonan por unos pocos años (un máximo de ocho) sus profesiones o trabajos para darle a España lo mejor de ellos mismos.

Considero que los políticos no deberían pasar directamente de desempleados a políticos que pueden gestionar millones de euros. Primero que tengan una profesión u oficio; luego, y después de años de experiencia, que pasen a prestar sus servicios a la sociedad, si tienen vocación de hacerlo. En caso contrario pasa lo que está pasando: corrupción generalizada y todo un ejército de personas dispuestas a permanecer en la política al precio que sea, aún a costa de convertirse en unos autómatas especialistas en reírle las gracias al líder de turno como única forma de prevalecer.

El sistema democrático debería propiciar que a los cargos públicos puedan acceder los mejores y no los canallas, como ocurre en demasiados casos y estamos viendo precisamente en estos últimos días. A tales malos ejemplos me remito.

Hoy en día, después de la prisión incondicional de Zaplana, de la condena de Bárcenas y decenas de cargos públicos del PP y la del propio Partido Popular, considero que Mariano Rajoy debe dimitir de inmediato o, al menos, justo después de que los presupuestos del estado de 2018 estén definitivamente aprobados.

No vale decir que él no sabía nada, porque es increíble. Una cosa es que no se pueda probar jurídicamente que lo sabía -sobre todo si se esconde detrás de una pantalla de plasma- y otra que no lo supiera realmente. Además, si este fuera el caso -que no lo creo- peor aún, debería dimitir por incompetente.

Rajoy no es inocente de la corrupción generalizada del PP. No ha intentado eliminarla. No ha tratado de sacarla a la luz y que caiga quien caiga. No. Eso no es cierto, y precisamente por ello debe dimitir. Porque ha intentado esconder la porquería debajo de la alfombra. Porque ha intentado que pasase el tiempo y que escampase gracias a buenos abogados, dilaciones sin límite y la tardanza de la Justicia. Es más, cuando se le ha denunciado casos de posible corrupción -lo sé por mí mismo- ha hecho caso omiso y, es más, luego se ha ido dando abrazos con cualquier más que presunto corrupto del PP que se le haya puesto a tiro a lo largo y ancho de toda España, mientras que sus ministros hurtaban recursos a la Justicia, lo cual ha conseguido paralizar algunos procesos y, en otros casos, se ha dificultado la investigación; trasladando y retirando de los casos a policías muy capaces, como ha ocurrido en Melilla, perjudicando las causas y aumentando las probabilidades de que los potenciales corruptos puedan conseguir irse de rositas.

Además, en los momentos actuales que vivimos, inmersos en el chantaje y la traición independentista, necesitamos un gobierno y un gobernante fuerte y capacitado y, sinceramente, usted, Sr. Rajoy, no tiene ni una cualidad ni la otra. En definitiva, hágase un favor a usted mismo y a España: ¡Dimita de una vez!

One thought on “Aún no saben que están muertos
Melillachica

Algù dìa deberias dedicar un post “Como quitar de enmedio al cabeza de lista por no querer tragar con corruptelas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Twitter

Con el del periódico de Melilla pasa lo mismo que con Torra y demás nacionalistas catalanes y vascos; por mucho que… https://t.co/MroBtXXHNg
Una nación que se respeta a sí misma no puede consentir, ni un minuto más, que un individuo como Quim Torra sea una… https://t.co/cXOFcQRew9
La situación en Melilla es muy grave. Hay que dejarse de partidismos y divisiones estupidas y estériles y actuar de… https://t.co/lZrq1KR20M
Ante la decisión de Marruecos de impedir importaciones por la frontera de Melilla, la ciudad debería enfrentarse a… https://t.co/0ujYOTQTbK
Hoy, más que nunca antes, es evidente la incapacidad, inoperancia e incompetencia de los que dicen representarnos a… https://t.co/q1oeESinRI
En cuanto cobren lo que quieren, se soluciona. Pura extorsión https://t.co/E32qV67EhY
Si un caso así no se considera merecedor de asilo es que estamos locos o somos cobardes https://t.co/uvI4Is2orc

Archivo del blog