El PP que queda: inerte e inerme a menos que sepa reaccionar

Una vez que el “dedazo” de Aznar le designó, allá por septiembre de 2003, Rajoy se encontró con un partido popular que concentraba todo el espectro ideológico que abarcaba – para el conjunto nacional a excepción de Cataluña y País Vasco – desde el centro izquierda moderado hasta la derecha extrema constitucional.
Además, ese PP daba la impresion de que estaba vertebrado en torno a objetivos básicos de carácter nacional, que servían para aglutinar y unir a tantos militantes de procedencias y pareceres variopintos. Uno de ellos, y el más característico, era conseguir la derrota de ETA. También se estaba incidiendo en la eliminación de cualquier complejo de inferioridad democrática y constitucional ante la izquierda. Finalmente, y para los más sagaces, daba la sensación que, de cara al exterior, se buscaba un reposicionamiento de España en el concierto de las naciones como una potencia media europea, pujante, ambiciosa, exitosa, orgullosa de sí misma y cada vez más capacitada para reclamar el lugar que le correspondía en función de su glorioso pasado, proyectando liderazgo en hispano América principalmente.
Por tanto, era un partido sustentado en valores, principios y convicciones que, ademas, podían identificarse con referentes ideológicos, nombres y apellidos concretos, quienes defendían firmemente las ideas y convicciones del pp allí donde fuera menester, principalmente en el País Vasco, pero también en otros lugares y para otras temáticas, si bien estas últimas con mayor o menor acierto.
Heroicos comportamientos que a veces se pagaron en sangre: Gregorio Ordóñez, Miguel Angel Blanco, Martín Carpena, el matrimonio Jiménez-Becerril y muchos otros, que, por supuesto, no todos eran del PP. Otras actuaciones de personas ejemplares llegaban a emocionar a cualquier observador, como las de María San Gil, Ortega Lara, Abascal – padre e hijo-, Vidal-Quadras, Mayor Oreja, Iturgáiz…
Liberales, demócrata-cristianos, centristas, moderados de centro-izquierda, conservadores y ultra-conservadores, todos podían sentirse identificados con un proyecto que, como hemos visto, se aglutinaba en torno a valores y a objetivos claros de carácter nacional. El foco estaba en lo que les unía y el pegamento era el liderazgo de Aznar, por supuesto con sus luces y sombras, como evidentemente ocurre siempre y en todo lugar.
Pero no era oro todo lo que relucía en el PP anterior a 2004: Abajo de los oropeles y las bonitas vidrieras, debajo de los grandes hombres y mujeres que se jugaban literalmente la vida contra ETA, existía toda una tupida red de catacumbas, esculpidas bajo el desinterés y amor a España de los primeros. Catacumbas de corrupción, con olor a rata e inmundicia, de la que se aprovechaban algunos canallas militantes del PP cuyos únicos principios y convicciones empezaban y terminaban en el dinero. Un dinero sucio, un dinero corrompido del que no sólo se beneficiaban tales canallas sino que servía, según acaba de declarar la Justicia, para financiar las actividades electorales del PP y dar la apariencia de buena gestión y abundancia de medios.
Por otra parte, había a quienes no les gustaba la ambición de Aznar, incluso dentro del propio PP, principalmente aquellos que buscaban -y siguen buscando- el poder por el poder y no para cambiar las cosas.
Pero también tenía importantes detractores fuera de España debido a algunos temas, por ejemplo, la política exterior de España, ya que llegó a propiciar un nuevo frente de poder en el seno de la Unión Europea contrario al tradicionalmente dominante franco-alemán, llegando a pactar a tales efectos con el Reino Unido y los nuevos estados europeos que anteriormente estaban tras el “telón de acero”. Tampoco le gustaba a nuestro “vecino del sur”, que coincidía con Francia en su interés de que España continuase siendo una potencia aislada, encerrada en sí misma, sin vocación de acción externa y con nula capacidad de sacrificio para obtener resultados en el concierto de las naciones.
Quince años después, el panorama es desolador. ETA ha abandonado la lucha pero no puede decirse que haya sido derrotada. Es más, están en las instituciones. El PP ha abandonado la defensa de sus ideas y ha asumido como propios la mayor parte de los paradigmas de la izquierda. Los principios y convicciones son de tipo marxista, pero los de Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”.  La diferenciación aparente con la izquierda moderada se ha diluido en el discurso de lo políticamente correcto. La ambición internacional de España se ha vuelto inexistente. Tras el trauma del 11-M y los siete años siguientes de derrotas electorales frente a Zapatero, el complejo, la cautela y la ausencia de movimientos han llegado a ser la tónica habitual. La mayoría absoluta obtenida por el PP en 2011 ha sido desperdiciada.
No es raro que los grandes referentes ideológicos hayan abandonado el partido, o permanezcan silentes y aislados; la unidad en torno a objetivos de carácter nacional ha desaparecido, sencillamente porque no existen otros diferentes que obtener y conservar el poder a toda costa, aunque sólo sea por el poder o para evitar que otros lo tengan. Sin decirlo expresamente, el PP se ha convertido en el paradigma de lo expresado por Alfonso Guerra en su día: “El que se mueva, no sale en la foto”.
Efectivamente, como le leí a Santiago Abascal hace unos días, al PP no lo ha derribado la corrupción. La corrupción ha sido la “puntilla”, pero ya venía desmoronándose. Al PP se lo está cargando la falta de ilusión y de proyecto. La ausencia de líderes con visión y valores y de un proyecto ilusionante. La mediocridad se ha adueñado del escenario. Buena parte de los mejores han tenido que abandonar el barco, desesperados ante la abulia y la inoperancia de los últimos años; y los que han quedado son los que han quedado, ni más ni menos.
Sí. Permanece aún un número todavía impresionante de militantes, pero están huérfanos de ideas y referentes ideológicos y, por otra parte, quedan unos desorientados votantes cada vez menos fieles, más menguados y, sobre todo, más desilusionados. En los sitios en los que no gobiernan, confesar la pertenencia al  PP cuesta cada vez más. Se adivina el desastre, a menos que sepan reaccionar inmediatamente. En este sentido, la moción de censura y el cambio de gobierno es una auténtica oportunidad de oro para la supervivencia y remontada del Partido Popular, aunque para eso deberán desprenderse de mucho lastre que aún les queda y terminar de sacar las inmundicias de los cimientos del partido y de debajo de la alfombra.
Como muestra un botón: se acabó el mes de Abril aplaudiendo hasta la extenuación a Cifuentes en Sevilla; se empezó Mayo pidiendo el cese de la anterior; se ha empezado junio con la emotiva despedida de Rajoy de la política, y ya veremos lo que ocurre en unos días cuando se abra el melón de la sucesión; y no digamos dentro de un mes. Se aplaude por todo lo que haga falta y más aún, pero luego no queda nada más que el eco de esos aplausos porque nadie recuerda por qué ni para qué se aplaudía.

La bajada del IPSI y la solidaridad (2ª parte)

Una garantía mal entendida

Hasta el año 2003 más o menos, que es cuando la compensación entró en vigor, cualquier empleado público de la Ciudad Autónoma de Melilla, o de las empresas que prestaban sus servicios mediante contrato con la ciudad, o de cualquier entidad u ONG subvencionada por la misma, o de las empresas que indirectamente trabajaban para ella, conocía la relación existente entre su bienestar y el de su familia – a través de los sueldos que percibían- y la evolución del comercio en Melilla, (más…)

La bajada del IPSI y la solidaridad (1ª parte)

Vivimos en un mundo cuya característica principal es la interdependencia. A menos que uno sea como Robinson Crusoe y viva en una isla desierta, todos dependemos de los demás de una forma u otra. Esto es cierto para todas las facetas de la vida, y no digamos en cuanto a las relaciones económicas. (más…)

Aún no saben que están muertos

No solo voy a hablar de economía. También merece la pena hacerlo de otras cosas.

Por ejemplo, una alegoría a la situación actual del PP, que ha protagonizado en primera persona una corrupción generalizada que ahora se desborda y desparrama a lo largo y ancho de España, si bien algo parecido vive actualmente el PSOE en Andalucía y también lo vivió este último partido a escala nacional hace más de veinte años: (más…)

Por mucha agua que se eche, ese barril nunca se llena (2ª parte)

El Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, en declaraciones aparecidas el 27/04/2018, ha dicho lo siguiente:
“La subida al 75% de la bonificación al transporte para los residentes en Melilla, junto al aumento de la bonificación por residencia en el IRPF del 50 al 60%, y el aumento salarial de los funcionarios”…”va a generar un ahorro de entre 18 a 20 millones de euros”,…”que se quedan en Melilla para el bolsillo de los ciudadanos, lo que tendrá como consecuencia una reactivación del consumo y generación de empleo.”

(más…)

Por mucha agua que se eche, ese barril nunca se llena (1ª parte)

Imaginemos un bidón superior, que alimenta a varios barriles que están a un nivel inferior. El primero, llamémosle de reparto, contiene el total de los ingresos que perciben durante un año todos los residentes en una determinada ciudad, por ejemplo: Melilla, provengan estos de sueldos, salarios, beneficios, intereses, dividendos, alquileres, pensiones u otras prestaciones.

(más…)

Ahora, más que nunca antes, necesitamos estadistas

“No juzgues cada día por las cosechas que recojas, sino por las semillas que plantas.” Robert Louis Stevenson.
Hace muchos años, un beduino cabalgaba en solitario por el desierto. Estaba desesperado: cansado, sin alimentos ni agua y con una sed atroz; perdido y a punto de desfallecer, cuando divisó en la distancia un oasis, en el que finalmente pudo calmar su sed bebiendo abundantemente y luego descansar, reponiendo sus fuerzas comiendo dátiles de las palmeras existentes.

(más…)

Nunca es tarde si la dicha es buena

Después de casi un año sin escribir, voy a iniciar una serie de artículos en los que expresaré mi opinión sobre los problemas económicos y sociales más importantes que afectan a Melilla. Tengo la intención de tocar todo tipo de temas, incluso algunos considerados “tabú” de los que no se habla ni discute en público, pero de los que se debería hablar y discutir puesto que minan la convivencia y las posibilidades de futuro de esta ciudad.

(más…)

Si los que dirigen se comportan irresponsablemente, son los instigadores últimos de los desmanes

Si Donald Trump insulta y menosprecia a los mexicanos, hispanos y musulmanes en general, propiciando la generación y extensión de estereotipos injustos e insoportables para muchas personas que no se merecen estar comprendidos dentro de los mismos, luego no puede quejarse si muchos de sus ciudadanos pretendan realizar lo mismo en el mundo de los hechos y ya no solo de las palabras, y se produzcan tumultos, desórdenes, conflictos y discusiones de todo tipo. (más…)

Nunca es tarde para sentarse a hablar

Melilla, España, Sábado 5 de agosto de 2017. Acaba de celebrarse una manifestación convocada por el partido político local Coalición por Melilla en la que ha participado un numeroso grupo de melillenses y que prácticamente en su totalidad han sido de religión musulmana, algo obvio dada la naturaleza de esta convocatoria, que deriva del empeño de muchos integrantes de tal comunidad religiosa en seguir con sus costumbres tradicionales para que cada cabeza de familia pueda traer su borrego desde Marruecos, pasarlo a Melilla por sus propios medios (en coche o incluso andando) y sacrificarlo también por sus propios medios (en la calle, en la azotea o similares). Desde el respeto hacia otras culturas, debo decir que no me gusta nada y no me parece apropiada, ni mantenible en el tiempo en pleno siglo XXI, esa forma descrita mediante la que se celebra mayoritariamente el rito religioso en esta ciudad.

(más…)

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Twitter

Un partido como este Irán - España, cuanto antes termine, mejor que mejor
Dos partidos sufriendo al ver a la “roja” que, por cierto, va en ambos de blanco
Muy deficiente e irrespetuosa gestión de lacancelación del vuelo IB8260 de hoy por parte de @Iberia más 50 pasajeros afectados
El PP que queda: inerte e inerme a menos que sepa reaccionar https://t.co/yiuyI9pz9X #LI
El Real Madrid es una leyenda no solo por sus jugadores, sus gestores o seguidores, sino también por sus valores: c… https://t.co/f0MN08FN3U
Consideró que el Ministro Maxim Huerta debe dimitir y punto. No se puede poner dinero público en manos que están manchadas según la Justicia
Impresionante @RafaelNadal, irrepetible, asombroso. Qué gran campeón!
Pedro J. Ramírez: “una moción de censura contra Rivera en el trasero de Rajoy... y con la colaboración de Rajoy” Aq… https://t.co/NWXH4kkm4g
Vidal-Quadras: “los que no comprendan que el juego ha variado significativamente irán directos al declive o a la ir… https://t.co/wfInhkVRot
Acabo de publicar un nuevo post en mi blog: La bajada del IPSI y la solidaridad (2ª parte) https://t.co/KRXVK895gR #LI

Archivo del blog