La abdicación de D. Juan Carlos I

A veces creo que los humanos, y principalmente los españoles, nos complicamos la vida cuando las cosas son más fáciles de lo que parecen.
Mañana se va a tramitar en el Congreso el Proyecto de Ley de Abdicación del Rey D. Juan Carlos I. Es lo que procede, de acuerdo con la Constitución, ante el caso existente ahora de una renuncia voluntaria a la Corona Española por parte de su titular. Es más, la Constitución prevé una Ley que tendría que aprobarse al efecto, que es precisamente el caso en el que nos movemos.
España es una Monarquía Parlamentaria, con una Constitución que es el reflejo de la voluntad suprema de la Nación, que somos todos los españoles. Por ese motivo, la simple renuncia escrita del Rey no es válida sino que debe aprobarla el Parlamento en forma de Ley Orgánica. Además, el fin de un reinado, por ejemplo mediante la entrada en vigor de esa Ley Orgánica a aprobar, no implica que el sucesor sea ya Rey, puesto que debe ser proclamado por el Parlamento de España en el que reside la soberanía popular de la Nación, momento a partir del cual lo puede ser.
No sé a cuento de qué vienen ahora debates oportunistas por parte de políticos que conocen perfectamente lo que acabo de escribir y, lo que es más grave, han jurado o prometido cumplir y hacer cumplir la Constitución y las Leyes (en definitiva: una forma de aceptarla), y tratan ahora de abrir debates innecesarios e improcedentes sobre la forma de estado, abogando por un referéndum o directamente por una República.
Son debates oportunistas, porque quienes los están sacando conocen lo anterior y están jugando a la demagogia con muchas personas que de buena fe podrían ver razonable un cambio de régimen político.
Son innecesarios porque tenemos una Constitución y un procedimiento constitucional específico para el caso concreto que nos ocupa. Son improcedentes porque nuestro deber es cumplir la Ley de Leyes.
Más adelante, cuando alguien o muchos lo consideren oportuno, podrán abrir los debates correspondientes al efecto. Por ejemplo, incorporándolo a las propuestas electorales para unas próximas elecciones generales, y entonces, en función de su respaldo, abrir mediante las vías oportunas el proceso Constituyente. Muy bien, pero mientras tanto no podemos estar sin Jefe del Estado.
Ahora toca lo que toca, y no lo que cada uno quiere que toque. Porque si hablamos de lo que queremos, yo sé perfectamente lo que quiero en cuanto a la ilegalización inmediata de partidos que promueven la independencia de determinadas regiones, o que enaltecen el terrorismo. Incluso la supresión de la delegación de poderes del Estado en determinadas regiones, la modificación o supresión del régimen autonómico o de las Diputaciones Provinciales. En definitiva: las alianzas anti-natura de separatistas con algunos sectores de la izquierda puede traer quebraderos de cabeza para ambos, porque el consenso Constitucional no sólo es Monarquía o República, son muchas más cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Twitter

Indignante que una persona se vea obligada a vivir este acoso https://t.co/ylwWfMmTmX
En España los más ruidosos pretenden siempre buscar culpables en el interior. No se atreven a buscarlos fuera https://t.co/XJb0Rp66AM
Lo intentan hacer siempre: confundir al agresor con el agredido. No tengo duda de quien fue el agredido: tú https://t.co/D9lj5i9UHc
Y sus adláteres, esa es la impresión que dan https://t.co/hcTTshX5bO
Este curso me parece una buena idea. Creo que es el camino correcto https://t.co/0nhEuepulE
Gracias por defendernos a todos los españoles https://t.co/dmQmR4Njej
No queda más remedio. No van a cambiar. Mejor ya que más tarde https://t.co/Wp4RoCcWnA
Inadmisible e injustificable el pasón que cometió ayer @laSextaTV sobre los votantes de @vox_es en Marinaleda. Indignante y delictivo

Archivo del blog