La Justicia no atraviesa el estrecho de Gibraltar

Operación Opera. Operación Tosca. El nombre es lo de menos. Detrás de cada una de ellas hay personas con nombres y apellidos, con una vida, familia, intereses y deseos.

Hay personas en ambos lados de la línea:

En la parte de los corruptos hay medios, dinero público, relaciones inconfesables, abogados al peso, medios de comunicación alquilados, apoyos despreciables y, por supuesto, unas familias que sufren, o pueden sufrir, las consecuencias aunque directamente no tengan culpa de lo sucedido.

En la de los denunciantes hay una ausencia casi total de recursos, pero hay ilusión, ganas, ideología, honestidad e interés en mejorar España y Melilla.

En medio está la ¿Justicia?, que aplica unas Leyes aprobadas por partidos políticos en beneficio de la supervivencia de tales partidos políticos.

Resultado: un desbarajuste. Una vergüenza. Una ignominia. Un insulto hacia todos aquellos que se juegan o se jugaron algo en beneficio de los demás, en interés de España y de Melilla.

Guardias civiles, policía judicial, políticos en ejercicio que eran molestos -tan molestos que no fueron votados- funcionarios incorruptibles, ciudadanos ejemplares…todos ellos han quedado a los pies de los caballos, mientras unos canallas disfrutan ahora de un inmerecido descanso.

Gracias a los que han decidido hacer algo, los primeros los de CpM por responder -y luego espero y deseo que otros-, por mover pronto el trasero y hacer algo, por decidir reaccionar ante la vergüenza, la ignominia y el desamparo en el que unos poderes del estado mal ejercidos nos han dejado a unos ciudadanos que queremos defender nuestra patria y luchar por la libertad, la Justicia y contra la corrupción.

Sí. Una Justicia con mayúsculas, a la que le cuesta atravesar el estrecho de Gibraltar en dirección sur. Este hecho merece análisis, observación y delimitación de responsabilidades previamente a su exigencia. Hay unas resistencias a que la Justicia ejerza adecuadamente su función en Melilla que deben ser eliminadas. A partir de ahí y solo entonces, podrá hablarse de igualdad de oportunidades y de igualdad de derechos de los melillenses con el resto de los españoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Twitter

Indudablemente sería muy conveniente https://t.co/6jEIC2Jt9T
Cierto. Son “periodistas” que sirven para dar carácter de normalidad a lo que es escandaloso https://t.co/g3E5cndFBb
El fracaso más estrepitoso del gobierno de Melilla es el turismo. Después de 20 años y más de 50 millones de euros… https://t.co/OsFYnve9B3
Un error imperdonable: traspasar la educación a las comunidades autónomas https://t.co/k2qqqapU1h

Archivo del blog