Melilla, «ciudad sin Ley»

Muchas veces los melillenses, en un tono coloquial, hacemos referencia a nuestra ciudad como «Ciudad sin Ley» cuando nos referimos a ciertos aspectos de la vida cotidiana como el tráfico, aparcamiento, convivencia, respeto a los bienes públicos, etc.

Sin embargo, ciertamente existen dos barrios de la ciudad en los que la Ley se aplica de forma nominal pero no efectiva. Dos barrios, como son La Cañada de Hidum y Reina Regente, en los que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado no entran salvo excepciones o cuando son llamados expresamente. Dos barrios en los cuales los servicios públicos básicos, como la limpieza, recogida de basuras, correos, reparaciones y obras públicas diversas, transporte público, reparto de butano, mantenimiento de la red eléctrica y otros similares no pueden ser prestados con normalidad, puesto que los trabajadores que los prestan son muchas veces acosados, insultados o apedreados ante la ignominiosa inacción por parte de los responsables políticos que, como el delegado del gobierno o el presidente de la ciudad, consienten que la situación perdure en el tiempo y que con ello se condene a los vecinos de esos barrios que desean paz y tranquilidad y unos servicios públicos de calidad a que no puedan disfrutarlos por la desidia, pereza e interés partidista de tales responsables, y todo ello mientras se permite a algunos «caciques» de la barriada que sirvan como intermediarios con las autoridades, naturalmente a cambio de prebendas para ellos, aunque no se sabe quien los ha nombrado.

En la Melilla de 2014 no podemos permitir que esta situación siga ocurriendo. Es hora ya que los responsables políticos ordenen a las fuerzas de seguridad que garanticen la libre prestación de estos servicios en tales barrios, que la Ley impere de forma definitiva en los mismos y, por tanto, que aseguren el cumplimiento de la Ley en la totalidad de la ciudad.
Ahora Imbroda, después de trece años y medio gobernando y tras decirlo Populares en Libertad, «se le ocurre» súbitamente, en su periplo por los medios de comunicación que tiene alquilados con el dinero público de los melillenses, decir que las fuerzas de seguridad tienen que entrar en tales barrios, y que los vecinos se tienen que acostumbrar a las rondas de estas fuerzas. Pues bienvenida sea esta nueva «ocurrencia» de Imbroda, a ver si es verdad.

One thought on “Melilla, «ciudad sin Ley»
RobertDyPe

He estado navegando en línea más de 2 horas de hoy, sin embargo, nunca se ha encontrado ningún artículo interesante como la suya . Es bastante valor suficiente para mí. En mi opinión, si todos los webmasters y bloggers hicieron un buen contenido como lo hizo , el Internet será mucho más útil que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Archivo del blog