Vaya lío con la valla de Melilla

Por una vez en demasiado tiempo, y sin que sirva como precedente, tengo que reconocer que Imbroda tiene razón: La valla de Melilla es necesaria porque, si no existiera una frontera, Melilla dejaría de existir.

Es más, Melilla forma parte de España y España es una nación soberana, que no solo tiene el derecho sino también la obligación -que viene impuesta, además, por su asociación voluntaria a la Unión Europea- de defender sus fronteras, y permitir que solamente puedan pasar quienes deban y que no puedan pasar quienes no deban hacerlo, todo ello en el marco de los acuerdos internacionales y de las normas nacionales. Defender una posición contraria es absurdo y demagógico, y solamente defendible por quienes ni gobiernan ni tienen posibilidades de hacerlo en el futuro. Las fronteras son uno de los ejes en los que descansa la soberanía, precisamente esa cuya gestión, pero no modificación incondicional, se somete a votación cada cuatro años.

Desgraciadamente, tenemos que ser realistas y considerar que no pueden abrirse las puertas a una indudable invasión, que no sería asumíble a corto plazo ni digerible a medio y, sobre todo, que, con toda probabilidad, excedería los deseos de los nacionales de cada uno de los paises de la Unión Europea, que se verían obligados a tener que asimilar a toda costa a millones de personas incluso si no quisiesen hacerlo.

Ahora bien, dicho lo anterior, España debe luchar dentro de la Unión Europea para conseguir unos medios de defensa que deben ser aportados por todos los paises que podrían ser afectados por la inmigración descontrolada para soportar el esfuerzo en común, y Marruecos debe ser compensado por su indispensable colaboración.

One thought on “Vaya lío con la valla de Melilla
Francisco Parres

Si te digo que me gusta el post, me dirán que porque somos primos, me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido/a a mi blog!

Destacado

Ya está disponible el libro electrónico "Mis experiencias con Bohórquez" que agrupa toda la serie de relatos en un formato listo para imprimir o guardar.

Descargue ahora su copia pulsando sobre el botón.

Portada del libro
Descargar libro

Sígueme en las Redes Sociales

Twitter

El lento declive del sector comercial en Melilla, 1ª parte #Melilla https://t.co/20QQf7Qnsp #LI
Una Periodista que denunciaba la corrupción en Malta, asesinada https://t.co/5ZwJptTu20
Y es que, como dice el dicho popular: “mejor ser cola de león, que cabeza de ratón”. Unidos somos más fuertes
No se trata de una lucha de Cataluña contra España, sino de unos pésimos gobernantes en Cataluña contra otros pésimos gobernantes en España
Se supone que las Leyes las tenemos para aplicarlas. Por tanto, hacerlo no debería ser extraño ni negociable y menos parecer una heroicidad
Si justificamos la no aplicación de Ley por interes político, mal vamos. Es más fácil: se aplica y al que no le guste que intente cambiar
Terribles noticias de Somalia. Un nuevo crimen execrable contra toda la humanidad. ¡Qué asco de canallas terroristas y del terrorismo!
Por lo menos, parece que hay uno que se entera de qué va el asunto https://t.co/BbbKjrlocr
Mucho ánimo a Galicia y a todos los gallegos que lo están pasando mal
Generosidad y gratitud con quienes cumplen la Constitución y las Leyes; castigo a quienes las incumplen. Debería ser así de fácil, pero no
Me parece lamentable la debilidad que demuestra cada día el gobierno de España con las traiciones de la Generalitat de Cataluña
Invitando a Puidemont al Congreso Diputados y no aplicando la Constitución y la Ley, Rajoy incumple su deber y juramento de hacerlas cumplir
Cuanto más lo pienso menos lo comprendo: ¿qué tienen en común los burgueses de convergencia con activistas de ERC y no digamos de la CUP?
La opinión de un político francés de origen español y catalán: Valls pide más firmeza en apoyo de España https://t.co/Rs8BbKEPKr
Aunque me gustaría verlo, @RafaelNadal no puede ganar siempre. Felicidades a Roger Federer. Ha jugado un gran partido

Archivo del blog